Vivir lejos de su casa por primera vez le da la oportunidad de hacerse cargo de la toma de decisiones financieras. Y aunque quizás no tenga mucha experiencia en la administración de sus finanzas, puede aprender fácilmente a elegir opciones sensatas. Aquí incluimos algunas sugerencias para que pagar sus necesidades básicas sea más fácil:  

Abra una cuenta de cheques

Si desea pagar sus cuentas o hacer compras en forma electrónica, una opción puede ser abrir una cuenta de cheques. Esto le permitirá retirar o depositar fondos fácilmente, y si usa una tarjeta de débito, podrá hacer compras con la tarjeta como si gastara en efectivo. Entender los cargos asociados con una cuenta antes de inscribirse resulta útil, ya que algunas instituciones requieren un saldo mensual mínimo o pueden proporcionar paquetes de cuentas para que se exima del pago de determinados cargos. Banca Móvil (Mobile Banking), Banca por Texto (Text Banking) y las aplicaciones pueden ser herramientas útiles para ayudarle a monitorear su saldo sobre la marcha, lo cual puede ayudarle a evitar incurrir en sobregiros en la cuenta.

Encuentre maneras de ahorrar

Una cuenta de ahorros puede ayudarle a acumular ahorros y a obtener intereses. Si bien quizás necesite una cuenta de ahorros para guardar dinero para su matrícula o para los libros de texto del próximo semestre, una cuenta de ahorros también puede ayudarle a ahorrar para otras necesidades, incluidas posibles emergencias. Es posible que también pueda programar transferencias automáticas desde su cuenta de cheques a su cuenta de ahorros para incrementar estos ahorros regularmente. De esa forma, ahorrar se convierte en un hábito regular en vez de una actividad ocasional.


Solicite una tarjeta de crédito para estudiantes

Las tarjetas de crédito para estudiantes pueden ofrecerse a adultos jóvenes con historiales de crédito limitados, y algunas vienen con tasas de interés introductorias u opciones de recompensas. Si bien los requisitos para calificar para una tarjeta de crédito pueden variar según el prestamista, en muchos casos los estudiantes deben ser por lo menos mayores de edad/estar emancipados en su estado de residencia, deben poder demostrar la capacidad para pagar individualmente su deuda y deben poder satisfacer los requisitos de ingresos mínimos a fin de calificar para una tarjeta de crédito. En algunos casos, los estudiantes que no cumplen con estos criterios por su cuenta pueden pedirla con un cosolicitante que pueda pagar la deuda a fin de calificar. Una tarjeta de crédito a su propio nombre podrá ayudarle a establecer un historial de crédito que puede serle de gran utilidad cuando necesite obtener otros productos de crédito, como un préstamo de automóviles. Los pagos atrasados u omitidos pueden afectar negativamente su crédito; por eso, asegúrese de gastar con inteligencia y de mantener el control de sus cuentas para evitar acumular deuda en su tarjeta.


Cuando se trata de administrar su dinero es generalmente más fácil decirlo que hacerlo. Con algunas cuentas, puede hacer que el dinero trabaje para usted.

Fortalézcase con conocimientos financieros

Estamos comprometidos con su éxito financiero. Aquí encontrará una amplia variedad de información de utilidad, herramientas interactivas, estrategias prácticas y mucho más, todo ello creado para ayudarle a aumentar sus conocimientos financieros y alcanzar sus metas financieras.

My Financial Guide (Mi Guía Financiera)