You navigated to a page that's not available in English at this time. Please select the link if you'd like to view other content in English.

Home

Estafas de cheques falsos

A medida que la pandemia continúa, las denuncias de los clientes sobre estafas de cheques falsos van en aumento. Algunos pensaron que recibieron un pago por un nuevo trabajo, otros, que recibieron un pago excesivo por algo que vendieron en Internet, y otros, que recibieron dinero de un premio por correo postal de una lotería o sorteo que supuestamente habían ganado.

Independientemente de la situación, el objetivo del estafador es siempre el mismo: convencerlo de que deposite el cheque fraudulento y, a continuación, de que devuelva parte del dinero.

Estos son algunos ejemplos reales de estafas denunciadas por nuestros clientes:

“Recibí un correo electrónico donde se me preguntaba si podía promocionar una empresa poniendo un adhesivo con su logotipo [en todo] mi automóvil. Me mandaron un cheque por $3,500 y me dijeron [que me quedara con una parte del monto y] que el dinero adicional del cheque era para pagarle a la persona que colocaría el adhesivo en mi automóvil”.

“Conseguí un trabajo como comprador secreto y me enviaron un cheque por $4,950. Después de depositar el cheque, se suponía que debía comprar tarjetas de regalo, raspar la parte posterior de la tarjeta [para mostrar el PIN] y enviar por mensaje de texto fotografías del reverso de las tarjetas a la empresa para demostrar que había comprado las tarjetas. También se suponía que debía comprar un giro postal de un banco diferente y enviarles una foto”.

“Estaba vendiendo mi automóvil por Internet y recibí un cheque de caja de Wells Fargo por un monto superior al precio de venta. El comprador dijo que el dinero adicional era para pagarle a la persona que iba a recoger el automóvil. Esto no me pareció correcto, así que fui al banco para ver si el cheque era real”.

“Recibí un cheque por correo por haber ganado una lotería, si bien nunca juego. La carta que venía con el cheque indicaba que tenía que llamar al ‘agente de reclamaciones’ para obtener instrucciones sobre qué hacer con el cheque. Algo no me pareció correcto, así que llevé el cheque al banco”.

Cómo ayudar a protegerse

Si sospecha de un cheque que recibió, pregúntese:

  • ¿El cheque es por un monto superior a lo esperado?
  • ¿Recibió instrucciones específicas sobre cómo depositar el cheque?
  • ¿Se le pidió que devolviera dinero usando una forma de pago inmediata como, por ejemplo, un giro postal, una tarjeta de regalo, un giro electrónico o un pago por banca móvil?
  • ¿Se le indicó que actuara rápidamente para hacer el depósito y devolver el dinero?
  • ¿La persona que envió el cheque sigue preguntando cuándo enviará el dinero?

Si respondió “sí” a cualquiera de estas preguntas, no deposite el cheque.

Tenga en cuenta: un banco puede tardar semanas en confirmar que un cheque es falso después de haberlo depositado y es posible que pierda el monto del cheque y cualquier dinero enviado al estafador.