Si desea hacerse cargo de sus finanzas, llevar un registro de sus gastos es un buen punto de partida. La información que recopile puede ayudarle a identificar oportunidades para reducir sus gastos.

Elija un método

Las herramientas por Internet pueden ayudar a automatizar el proceso de llevar un registro de sus gastos. Por ejemplo, Mi Reporte de Gastos con Control de Presupuesto captura automáticamente cada depósito y cada compra y pago que realice con sus tarjetas de crédito, tarjetas de débito, cheques y el Servicio de Pago de Cuentas de Wells Fargo. Esto le permite clasificar sus gastos en categorías familiares para que tenga un panorama correcto y actualizado de dónde está yendo su dinero, sin tener que guardar recibos o ingresar las transacciones. Puede establecer sus propias metas de gastos y de presupuesto, y llevar un registro de su progreso con el paso del tiempo.

  Sugerencia  

Las herramientas por Internet pueden ayudar a automatizar el proceso de llevar un registro de sus gastos.

Algunas personas podrían sentirse cómodas con opciones menos tecnológicas, como registrar los gastos con un simple lápiz y una libreta, o ingresar los gastos en un programa de hoja de cálculo. Tenga en cuenta que estas opciones manuales podrían dificultar la categorización de los gastos. Tampoco podrán vincularse automáticamente con la actividad en sus cuentas bancarias.

Si opta por llevar un registro de sus gastos manualmente, adopte el hábito de respetar sistemáticamente algunas prácticas básicas:

  • Guarde los recibos: Conservar sus recibos es una excelente manera de asegurarse de que recordará los gastos durante el día.
  • Use su tarjeta: Utilizar una tarjeta de crédito o de débito en lugar de efectivo para la mayoría de sus compras crea un registro documentado de sus gastos. Pero tenga cuidado de no permitir que la comodidad de pagar con una tarjeta de crédito le lleve a gastar más de lo que de otra manera hubiera gastado en efectivo.
  • Actualice sus registros: Al final de día, reserve algunos minutos para actualizar sus registros. Recuerde incluir las pequeñas compras en efectivo, como café, el pasaje de autobús y los bocadillos. Luego, revise por Internet las transacciones pendientes y registradas. Por último, reste sus gastos de su saldo inicial para ver cuánto gastó.

Ya sea que lleve un registro de los gastos manualmente o que utilice una herramienta automatizada como Mi Reporte de Gastos, dedique tiempo en forma regular a evaluar su historial de gastos para identificar las tendencias. Quizás se sorprenda al descubrir cuánto gastó en compras lujosas, comidas en restaurantes u otros gastos imprevistos. A medida que revise la información, esto podrá ayudarle a encontrar oportunidades para reducir costos.

Si toma estas medidas, tendrá un panorama más correcto de dónde está yendo su dinero.

Fortalézcase con conocimientos financieros

Estamos comprometidos a ayudarle con su éxito financiero. Aquí encontrará una amplia variedad de información de utilidad, herramientas interactivas, estrategias prácticas y más, todo ello creado para ayudarle a aumentar sus conocimientos financieros y alcanzar sus metas financieras.

Mi Guía Financiera