La mayoría de las personas saben que necesitan un presupuesto para su unidad familiar. Pero cuando se trata de crear uno, y luego cumplir con él, comenzar puede ser difícil.

Ya sea que esté preparando un presupuesto por primera vez o que simplemente necesite un curso de actualización, aquí incluimos una guía paso a paso para que pueda comenzar:

Paso 1: Organícese. Básicamente, un presupuesto es una hoja de trabajo (en inglés) con categorías separadas para los ingresos, los gastos y los ahorros. Por eso, deberá reunir sus documentos financieros, como recibos de sueldo, estados de cuenta bancarios y de tarjeta de crédito, y cuentas de préstamos para estudiantes o para automóviles, para asegurarse de tener información suficiente para comenzar.

Paso 2: Lleve un registro. Durante un mes, lleve un registro detallado de sus gastos. Lleve un registro de todos sus gastos, desde las compras más grandes, como pagos del automóvil, de alquiler, préstamo hipotecario o tarjeta de crédito, hasta el monto que gasta en sus almuerzos diarios u otros gastos imprevistos. Considere la posibilidad de utilizar herramientas por Internet, como Control de Presupuesto, para automatizar el proceso de llevar un registro de sus gastos y establecer metas de presupuesto.

Paso 3: Analice. Al final del mes, totalice sus ingresos y sus gastos, y luego reste sus gastos de sus ingresos. Si no parece correcto, asegúrese de haber capturado todos sus ingresos y gastos. Si sus ingresos o gastos cambian cada mes, eso puede tener un gran impacto en su presupuesto. Si sus gastos suman menos que sus ingresos, usted está bien encaminado. De lo contrario, examine sus gastos con dos preguntas en mente: “¿De qué puedo prescindir?” y “¿Qué es lo realmente importante?”

Paso 4: Separe por categorías y establezca un presupuesto. Después de examinar todos sus gastos, sepárelos en categorías y establezca un presupuesto para cada una. Si cree que gasta demasiado en un área específica, establezca una meta que lo lleve a hacer cambios activamente.

Paso 5: Revise. Adopte el hábito de revisar su presupuesto todos los meses, en especial en las primeras etapas. También resulta útil obtener una segunda opinión calificada. Esta podría provenir de un amigo o un pariente en quien confíe y que sea hábil con los gastos, los ahorros y las inversiones. También podría provenir de un profesional de planificación financiera experimentado, quien podrá revisar su presupuesto, ofrecer sugerencias y ayudarle a responder preguntas.

  Sugerencia  

Para ahorrar para el futuro, apunte a un gasto mensual total que sea un 60 por ciento de su ingreso bruto.

Habrá emergencias y eventos que cada tanto podrían desviarle de su objetivo. Pero si hace de la preparación del presupuesto un hábito regular, tendrá las herramientas que necesita para ajustar sus gastos y volver a encaminarse.

Fortalézcase con conocimientos financieros

Estamos comprometidos con su éxito financiero. Aquí encontrará una amplia variedad de información de utilidad, herramientas interactivas, estrategias prácticas y más, todo ello creado para ayudarle a aumentar sus conocimientos financieros y alcanzar sus metas financieras.

Mi Guía Financiera