Imprima esta página

Administrando un plan de asistencia médica económico

  • Estudie distintos planes
  • Encuentre un agente o utilice internet
  • Busque tarifas de grupo
  • Concéntrese en la calidad
  • Ponga en marcha el plan
“A la hora de determinar qué plan de asistencia médica escoger para su negocio, usted debe ser consciente de los costos y considerar la calidad de la atención”, aconseja Joe Corless, M.D., quien operó un consultorio privado con tres empleados durante 25 años. Ahora es copresidente del Departamento de Pediatría de Arrowhead Regional Medical Center en Colton, California.
“Estudie diferentes planes, comparando beneficios y precios, para determinar cuál es la mejor póliza para su negocio”, recomienda Corless. “Póngase en contacto con cada plan en particular, hable con el departamento de servicios y solicite que le envíen un folleto explicativo”, expresa Corless.
“Encuentre un agente o utilice Internet para obtener más ayuda”, sugiere Corless. Por ejemplo, el departamento de seguros médicos para pequeñas empresas de Wells Fargo ofrece cotizaciones de varias compañías de seguro líderes en la industria. “[Los agentes] pueden reunir varios planes y ayudar a las empresas a encontrar uno que se adapte mejor a su presupuesto”, comenta.
Las tarifas de grupo pueden reducir de manera significativa el costo de su seguro médico. En su consultorio, Corless obtuvo una tarifa más baja a través de la asociación médica local. Hable con el gremio de las pequeñas empresas de su rubro para averiguar si ofrecen descuento por grupo. “Si trata de comprar ese tipo de seguro como propietario de empresa individual, [el costo] siempre será más alto.
“Al escoger proveedores, concéntrese en la calidad de la atención médica disponible”, sugiere Corless. Los proveedores más comunes son las organizaciones para la preservación de la salud (health maintenance organizations o HMO, por sus siglas en inglés) o las organizaciones de proveedores preferidos (preferred provider organizations o PPO, por sus siglas en inglés). “Las HMO generalmente proveen atención per cápita, donde se paga al médico una cuota mensual por paciente a cambio de toda la atención médica y los servicios relacionados, sin incluir radiografías o análisis de laboratorio”, afirma Corless. Por otro lado, “las PPO cobran una cuota por cada servicio, generalmente a una tarifa negociada”.
Para poner en marcha el plan de su anterior consultorio, Corless completó la documentación necesaria y pagó la prima inicial. Él especificó que los empleados tendrían que trabajar al menos el 50% de la semana para recibir los beneficios. También tuvo que especificar si la empresa pagaría el plan en su totalidad o si los empleados pagarían una parte a través de las deducciones de nómina. “Eso variará según el plan que usted escoja”, afirma Corless.
“Además, es importante prestar atención a los períodos de elegibilidad para los empleados nuevos”, comenta Corless.
“Algunos [planes de seguro médico] ofrecen elegibilidad inmediata sin tiempo de espera mientras que otros tienen un período de espera de 90 días”, agrega el.
Un empleador también puede implementar su propio período de espera para que los empleados reciban beneficios de seguro médico de la compañía. En su consultorio, Corless requirió a los trabajadores que esperaran un periodo de 90 días antes de tener derecho a una cobertura médica.
 
El cliente conviene en asumir la responsabilidad por todos los términos y condiciones presentados, tanto en español como en inglés. No toda la información sobre el producto, ni las solicitudes, estados de cuenta, material de información o asistencia se encuentran disponibles en español.