Print this page

De qué manera lo protegemos

Durante 160 años, Wells Fargo ha estado a la cabeza de los estándares de seguridad de cuentas. Actualmente, seguimos tan comprometidos como siempre y utilizamos tecnología de vanguardia para proteger su información personal y su privacidad. Además, le ofrecemos nuestra Garantía de seguridad en línea cuando ingresa a sus cuentas a través de Internet.
Contraseña personalizada
Cuando se inscribe para tener acceso en línea, Wells Fargo le pide que cree su propio nombre de usuario y contraseña para ingresar a sus cuentas. Esta información queda cifrada durante la transmisión. Wells Fargo ahora le permite elegir su propio nombre de usuario para iniciar sesión, en lugar de utilizar su número de Seguro Social. Le recomendamos encarecidamente que no utilice su número de Seguro Social como nombre de usuario o contraseña. Para crear un nombre de usuario nuevo, inicie sesión en Operaciones Bancarias por Internet de Wells Fargo (Online® Banking) o Operaciones Bancarias Wells Fargo Business Online® e ingrese a Account Services (Servicios de la cuenta).
Cierre de sesión programado
El sistema de Wells Fargo cerrará automáticamente su sesión en Operaciones Bancarias por Internet de Wells Fargo (Online® Banking) o en Operaciones Bancarias Wells Fargo Business Online® luego de 10 minutos de inactividad. Esto disminuye el riesgo de que otras personas tengan acceso a su información desde la computadora que dejó desatendida.
Barreras antidifusión
Los sistemas informáticos de Wells Fargo están protegidos las 24 horas del día por una poderosa barrera antidifusión que bloquea el ingreso no autorizado. Para poder tener acceso a información autorizada, el navegador de Internet que utiliza debe conocer el protocolo o lenguaje correcto, aun así sólo tendrá acceso a información selecta.
Cifrado
Todos los accesos en línea y las sesiones de Bill Pay (Pago de cuentas) se cifran desde el momento en que se transmite la información de cuenta desde su computadora hasta que ingresa al sistema de Wells Fargo. Wells Fargo aplica algunas de las formas más sólidas de cifrado que están comercialmente disponibles en Internet en la actualidad.
Durante cualquier transacción, nuestro cifrado de 128 bits convierte su información en una secuencia codificada con millones de posibles variantes y hace que sea casi imposible de descifrar para los intrusos indeseables. Las computadoras de Wells Fargo cuentan con las fórmulas apropiadas para volver a convertir este código en información con sentido y completar su transacción.
Busque un ícono con forma de “candado cerrado” en la esquina inferior derecha (Microsoft Internet Explorer) o en la esquina inferior izquierda (Netscape Navigator) de su navegador para determinar si se ha utilizado la técnica de cifrado en las páginas web que está visualizando. Toda dirección web que comience con “https://...” indica que la página emplea esta técnica. La “s” significa “seguro”.
Vigilancia permanente
El equipo de seguridad de Wells Fargo realiza tareas de mantenimiento en nuestros sistemas de seguridad y los monitorea para cerciorarse de que sus cuentas estén seguras.
Medidas de seguridad adicionales
El enfoque por niveles de la seguridad en línea de Wells Fargo se extiende más allá de un nombre de usuario y una contraseña únicos, un cifrado de 128 bits, una eficaz barrera antidifusión, actualizaciones tecnológicas y una vigilancia permanente. Contamos con medidas de seguridad adicionales que pueden aplicarse en respuesta a ciertas actividades o sucesos. Si sospechamos de algún comportamiento en línea, podemos restringir el acceso en línea a cuentas o evitar que se realicen ciertos tipos de transacciones. Estas medidas protegen su identidad y sus cuentas. Es posible que se requieran pruebas de identidad adicionales antes de restablecer el acceso en línea.
Actualizaciones tecnológicas
Para enfrentar a las amenazas en línea que están en constante desarrollo, Wells Fargo ha adoptado estándares industriales probados de tecnología para mantener la seguridad de su cuenta.
Además, Wells Fargo colabora en gran medida con los principales fabricantes de software para Internet, tales como Microsoft®, Netscape® y Apple®, para garantizar que los nuevos navegadores web cumplan con nuestros altos estándares de seguridad y puedan incluirse en nuestra lista de navegadores compatibles.