Imprima esta página

Factores que se deben tener en cuenta entre los 60 y los 69 años

Haga la transición

Prepárese para comenzar a vivir su jubilación

Incluso si ha estado ahorrando para la jubilación durante décadas, es posible que no haya pensado demasiado cómo sería su jubilación real. A medida que se aproxima su jubilación, es momento de comenzar a prepararse para la transición.

Estos son tres puntos por donde comenzar:

  • Imagine su jubilación: cuanto antes se concentre en su jubilación, mayores serán las posibilidades de darse cuenta de la jubilación que desea.
  • Revise su plan: asegúrese de que lo que imagina para su jubilación coincida con los recursos que tiene para financiarla. Ahora es el momento de asegurarse de que sus ahorros reales y su estrategia de retiro se ajusten a sus metas.
  • Prepárese para las contingencias: con una jubilación que dura 20 o 30 años, es importante evaluar su avance con regularidad y realizar ajustes cuando cambien las circunstancias.

Imagine su jubilación

Si necesita ayuda para evaluar cómo sería su jubilación ideal, considere estas preguntas:

  • ¿Qué desea hacer cuando se jubile?
  • ¿Qué es lo más importante para usted?
  • ¿Con quién desea pasar el tiempo?
  • ¿Dónde desea vivir?
  • ¿Le gustaría continuar trabajando durante la jubilación, ya sea tener un trabajo de tiempo parcial, una segunda carrera profesional o su propio negocio?
  • ¿Cómo se imagina a usted mismo manteniendo a sus familiares (padres, hijos, hermanos) en el futuro?
  • ¿Cómo equilibrará sus necesidades de viaje o entretenimiento con otros gastos, como alimentos, vivienda y atención de la salud?
Después de imaginar su jubilación, determine si sus metas coinciden con sus ahorros.

Revise su plan

Un plan de jubilación efectivo basado en una comprensión completa de sus metas y cómo se ajustan a sus ahorros para la jubilación puede prepararle mejor para vivir el estilo de vida que desea durante la jubilación. Estas son algunas sugerencias para ayudarle con su plan para la jubilación.

  • Organice sus recursos
    • Para el momento en que se jubile, puede tener varias cuentas de jubilación de empleadores anteriores y en varias instituciones financieras. Puede ser conveniente consolidar sus ahorros para la jubilación con un proveedor para garantizar que su plan de inversiones esté coordinado y para facilitar el registro de sus ahorros.
  • Preste especial atención al cheque de sueldo de su jubilación
    • Perfeccione su plan para establecer cómo generará un flujo de ingresos confiable de sus ahorros y otros recursos.
    • En este momento, deseará determinar los gastos que deberá cubrir y cómo y cuándo retirará dinero de su(s) cuenta(s) del plan de jubilación.
  • Tome medidas para asegurarse de que podrá cubrir gastos imprescindibles
    • Según su situación, es posible que desee convertir una parte de sus ahorros en una anualidad para ayudar a crear un flujo de ingresos garantizado.
    • Comuníquese con un asesor financiero para determinar si una anualidad es conveniente para usted

Tenga un plan para las contingencias

A menudo, la jubilación trae desafíos y oportunidades inesperados. Cuando experimenta una situación inesperada, ayuda tener sus finanzas y documentos financieros en orden. ¿Necesita implementar, o ya ha implementado, las siguientes herramientas financieras?

  • Un testamento actualizado: en algunos estados, es posible que también sea necesario establecer un fideicomiso.
  • Designaciones de beneficiarios actualizadas y apropiadas en pólizas de seguro y cuentas de jubilación: estas designaciones tienen prioridad sobre los testamentos.
  • Una red de seguridad financiera para cuidar a la pareja o cónyuge sobreviviente: en muchos casos, se reducen los pagos de la pensión y del Seguro Social cuando un miembro de la pareja fallece mientras que los gastos siguen siendo prácticamente los mismos.
  • Poderes notariales duraderos para las finanzas y la atención de la salud: estos documentos garantizan que se designe a una persona conocida y de su confianza para tomar decisiones por usted cuando usted no pueda hacerlo.
  • Fideicomisos establecidos para resolver problemas especiales como familias fusionadas, el cuidado de familiares con necesidades especiales o donaciones benéficas.
  • Un almacenamiento seguro y al que pueda acceder con facilidad para documentos importantes, como documentos impositivos, fideicomisos y pólizas de seguro, para dar a sus familiares la tranquilidad de saber que las copias de todos sus documentos están en orden.
¿Necesita ayuda para crear o revisar alguna de estas salvaguardas financieras? Puede trabajar junto con su abogado para garantizar que sus asuntos se establezcan de acuerdo con sus pautas.

Un asesor financiero también puede ayudar a responder sus preguntas y remitirle a recursos adicionales.