Imprima esta página

Factores que se deben tener en cuenta entre los 50 y los 59 años

Prepárese

Concentre sus recursos en los próximos años

Cuando tiene entre 50 y 59 años, es probable que piense cada vez más en la jubilación. A medida que se acerca, es una buena idea evaluar el avance y revisar las metas.

Concéntrese en sus metas para la jubilación

¿Cómo se imagina hoy su jubilación ideal? Tal vez tenga nuevas ideas sobre lo que desearía hacer e incluso puede tener pensada una fecha en la que desearía jubilarse o comenzar a jubilarse gradualmente.

¿Han cambiado sus metas y expectativas? Antes de poder asegurarse de que tiene suficiente dinero para jubilarse, debe tener claro hacia dónde se dirige. Considere reunirse con un asesor financiero para ver si está encaminado para alcanzar sus metas.

Aproveche al máximo sus inversiones de jubilación

Así como visita a su médico u odontólogo todos los años para controles, también es una buena idea revisar sus ahorros para la jubilación todos los años. Debe hacer ajustes a su estrategia de inversión para asegurarse de que aún está encaminado para alcanzar sus metas.

Para esta época, también puede tener cuentas de jubilación con empleadores anteriores que puede consolidar en el plan de jubilación de su empleador actual o en una cuenta de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés). Consolidar las cuentas le facilitará administrar sus ahorros y tener más control sobre sus inversiones.

Aumente sus ahorros para la jubilación

Es posible que desee aumentar el monto que ahorra en los planes de jubilación con ventajas impositivas o ahorrar aún más al ahorrar independientemente del plan de jubilación de su empleador. Esta es una perspectiva general de algunas medidas que puede tomar para ahorrar aún más:

  • Aproveche al máximo sus cuentas de jubilación
    • Contribuya lo suficiente al plan de jubilación de su trabajo para recibir todos los fondos paralelos posibles que ofrece su empleador.
    • Si no tiene acceso a un plan patrocinado por el empleador, comience a maximizar sus contribuciones a una cuenta de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés).
    • Incluso si ya contribuye al plan patrocinado por su empleador, una cuenta IRA es otra excelente manera de ahorrar. Considere una cuenta IRA Roth para aumentar potencialmente ahorros libres de impuestos además de su plan 401(k) con impuestos diferidos.
    • Si tiene 50 años o más, realice una contribución adicional o “catch-up” en su cuenta IRA y en el plan de jubilación de su trabajo.
      • El monto que usted puede contribuir cambia periódicamente según la inflación. Consulte al Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) para obtener los límites de este año. Si las realiza cada año hasta la jubilación, estas contribuciones adicionales pueden ayudar a aumentar sus ahorros para la jubilación.
  • Ahorre en otra parte además de hacerlo en sus cuentas de jubilación
    Contribuir con montos máximos a sus cuentas de jubilación podría no ser suficiente, en particular, si no tiene acceso a un plan patrocinado por el empleador, como un plan 401(k). Determine si necesita complementar sus ahorros con beneficios impositivos con una cuenta de inversión imponible regular.

Administre su deuda pensando en la jubilación

Comience a planificar sus ingresos y gastos generando un buen saldo que le dé flexibilidad para disfrutar la vida solo con el monto de deuda que realmente necesita.

  • Considere las ventajas y desventajas de liquidar su préstamo hipotecario antes de jubilarse. Al hacerlo, puede eliminar un gasto mensual importante, pero debe compararlo con cualquier beneficio impositivo al que podría estar renunciando.
  • Antes de pedir un préstamo, analice detenidamente el impacto que pueda tener cualquier compra importante sobre su flujo de efectivo.
  • Examine la deuda pendiente en la que paga el interés más alto, como las tarjetas de crédito, para determinar si un préstamo de consolidación puede ser conveniente para su situación.

Proteja sus ingresos para la jubilación, y su legado

Un seguro puede volverse una valiosa herramienta de planificación de ingresos y de sucesiones a medida que se acerca a su jubilación, y debería costarle mucho menos comprarlo a los cincuenta que a los sesenta. Obtenga más información sobre la manera en que un seguro puede adaptarse a sus necesidades.

  • Un seguro de vida puede ayudarle a reemplazar los ingresos de la pensión o del Seguro Social en caso de que viva más que su pareja o cónyuge.
  • Si tiene metas específicas respecto del legado, o está preocupado por los impuestos sobre sucesiones, se puede utilizar el seguro de vida para crear una herencia o ayudar a cumplir con las obligaciones relacionadas con los impuestos sobre sucesiones.
  • Ayude a proteger los ingresos para su jubilación futura al considerar productos como las anualidades.
  • Analice un seguro de atención a largo plazo, que puede ayudarle a enfrentar gastos que podrían reducir su patrimonio sucesorio en el caso de una enfermedad prolongada.
  • Revise y asegúrese de que las designaciones de beneficiarios estén actualizadas.

Preste especial atención al cheque de sueldo de su jubilación

Si le faltan entre cinco y diez años para jubilarse, planifique cómo generará un flujo de ingresos confiable de sus ahorros acumulados y de otras fuentes.

En este momento, deberá detallar los gastos que desea cubrir, y cómo y cuándo retirará dinero de las diversas fuentes de ingresos. Es una excelente manera de verificar que su plan de ahorros y su fecha de jubilación deseada coincidan con sus planes de jubilación y gastos asociados.