Imprima esta página

Factores que se deben tener en cuenta entre los 20 y los 29 años

Comience a pensar en su futuro

Los hábitos inteligentes de hoy pueden beneficiarle más adelante

Lo mejor que puede hacer entre los 20 y los 29 años es comenzar a ahorrar.

Si comienza a ahorrar ahora, su dinero puede aumentar. Los pequeños montos que ahorre cada mes pueden convertirse en montos mucho mayores más adelante, especialmente dentro de 30 o incluso 40 años.

A continuación enumeramos tres pasos sencillos para comenzar:

  • Determine cuánto ahorrar
  • Elija sus opciones de inversión
  • Inscríbase en el plan de jubilación de su compañía

1. Determine cuánto ahorrar

Páguese a usted mismo lo máximo que pueda ahorrar. Piense en maneras creativas en las que podría ahorrar más. Luego, asuma el compromiso de aumentar su porcentaje de contribución con el transcurso del tiempo. Lo importante es comenzar, la espera tiene un costo.

Además, su empleador puede hacer contribuciones paralelas por el monto que usted contribuye a su plan de jubilación. Esta es una recompensa por ahorrar que usted no quiere dejar pasar. Intente contribuir al menos hasta el monto de contribución paralela.

Considere la posibilidad de abrir una cuenta de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés) o una cuenta IRA Roth como una manera más de ahorrar para la jubilación.

2. Elija sus opciones de inversión

Hay dos factores básicos que influyen en esta decisión:

  • La recompensa que usted desea
  • Su tolerancia al riesgo
El retorno sobre sus inversiones es su recompensa. Por lo general, cuanto mayor es la recompensa, mayor es el riesgo que usted deberá asumir. Seleccionar dónde invertir su dinero es una decisión que se toma en función de la relación entre el riesgo y la recompensa.

Entre los 20 y los 29 años, intente no ser demasiado conservador con sus selecciones de inversión. Muchas personas cometen el error de ser demasiado conservadoras con sus ahorros a pesar de que no necesitarán el dinero hasta dentro de 30 o 40 años, cuando se jubilen. Cuando está comenzando a ahorrar, uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta es no generar suficientes ganancias como para superar la inflación.

Una estrategia clave para administrar el riesgo y la recompensa es la asignación de activos
La asignación de activos representa “el panorama completo”, el marco dentro del cual usted tomará sus decisiones de inversión. Es la manera en que usted divide sus ahorros entre las tres categorías básicas de inversión: fondos de acciones, fondos de bonos e inversiones de valor estable. Saber qué tipo de inversionista es usted, conservador, moderado o agresivo, puede ser un buen punto de partida para determinar la asignación de activos que se adapte a sus necesidades. Si necesita ayuda para determinar qué tipo de inversionista es usted, responda nuestro Cuestionario de tolerancia al riesgo.

Una vez que haya determinado una estrategia de asignación de activos apropiada, debe familiarizarse con las opciones de inversión que se ofrecen en su plan de jubilación. Por lo general, las inversiones de valor estable ofrecen pocas probabilidades de pérdida de dinero, pero el potencial de ganancias es limitado. En el otro extremo del espectro, los fondos de acciones por lo general tienen el más alto potencial de ganancias, pero también pueden fluctuar y a veces pueden disminuir significativamente su valor.

La mayoría de los planes ofrecen dos categorías de inversiones:

  • Fondos de un solo estilo, como los fondos de acciones, los fondos de bonos y las inversiones de valor estable
    La mayoría de los planes ofrecen varios fondos diferentes de un solo estilo entre los cuales puede elegir. El rendimiento de estos fondos fluctuará hacia arriba y hacia abajo a medida que cambien los estilos de inversión. Por lo tanto, sería conveniente que diversifique o que distribuya sus ahorros entre los diferentes fondos de su plan, de acuerdo con su estrategia de asignación de activos.
  • Opciones de asignación de activos, como los fondos equilibrados en función del riesgo o los fondos con fecha objetivo
    Las opciones de asignación de activos pueden ofrecer una solución de inversión “todo en uno”. Con estas inversiones, la diversificación y la asignación de activos están incorporadas. Los fondos con fecha objetivo son fondos mutuos que ajustan automáticamente su asignación de activos para volverse cada vez más conservadores a medida que se acerque la fecha de su jubilación (la “fecha objetivo”).
  • Inscríbase ahora en el plan de jubilación de su compañía
    Ponga el tiempo y el poder de la capitalización de su lado. Aproveche los beneficios con impuestos diferidos de su plan de jubilación y las contribuciones paralelas que pueda proporcionar su compañía. El mejor paso que puede dar es comenzar a ahorrar lo antes posible. ¡Inscríbase hoy mismo!