You navigated to a page that's not available in English at this time. Please select the link if you'd like to view other content in English.

Home

Los beneficios impositivos de ser propietario de una vivienda

Ser dueño de su propia vivienda puede incluir beneficios impositivos, como, por ejemplo, deducciones y la oportunidad de usar financiamiento sobre el valor neto.

Como propietario de una vivienda, usted podría deducir diversos pagos, como los intereses de su préstamo hipotecario o impuestos sobre la propiedad (se aplican restricciones; consulte a un asesor impositivo).

Deducciones de impuestos para la vivienda

Hable con su asesor impositivo para averiguar si puede utilizar algunas de estas deducciones en la temporada de impuestos:

  • Pagos de intereses: Es posible que tenga la oportunidad de deducir los intereses de un préstamo hipotecario sobre una deuda incurrida para la adquisición, construcción o mejoramiento sustancial de una vivienda. En algunos casos, la deuda en que incurra para realizar mejoras en su hogar podría calificar. Sujeto a limitaciones, este gasto se permite como una deducción detallada.
  • Puntos y cargos: Es posible que pueda deducir intereses pagados por adelantado sobre el préstamo hipotecario de su residencia principal, ciertos cargos por atrasos pagados en relación con pagos hipotecarios, penalidades por pagos por adelantado de un préstamo hipotecario y renta de terreno canjeable.
  • Deducciones de impuestos sobre la propiedad: Las posibles deducciones de impuestos sobre la propiedad podrían incluir impuestos sobre la propiedad pagados en el momento del cierre o pagados a una autoridad fiscal, ya sea directamente o a través de una cuenta de depósito en garantía durante el año. Sujeto a limitaciones, este gasto se permite como una deducción detallada.

Si usted cumple con todos los requisitos, puede excluir hasta $250,000 ($500.000 en una declaración de impuestos conjunta) de la ganancia de la venta de una residencia principal. En general, usted necesita haber sido el propietario de la vivienda durante dos años como mínimo y haberla utilizado como residencia principal por al menos dos de los cinco últimos años. Podría tener a su disposición una exclusion menor si no cumple con el requisito de tiempo debido a circunstancias imprevistas. Esta exclusión puede usarse solo una vez cada dos años. Usted no tiene que comprar otra casa a fin de calificar para la exclusión.

Es recomendable mantener registros completos de su propiedad y de los gastos relacionados con mejoras hasta que haya caducado el estatuto de limitaciones, por lo general, tres años a partir de la fecha de la declaración de impuestos (consulte a su asesor impositivo para obtener más detalles). Algunos registros deberían mantenerse durante todo el tiempo en que sea propietario de la vivienda, e incluso después de que la venda, mientras siga vigente el estatuto de limitaciones.

Para obtener más detalles sobre beneficios fiscales relativos a su vivienda, consulte a su asesor impositivo y visite el sitio Web del IRS para revisar estas publicaciones (en inglés):

  • 530: Tax information for homeowners (Información impositiva para propietarios de vivienda)
  • 936: Home mortgage interest deduction (Deducción de intereses de préstamos hipotecarios)
  • 523: Selling your home (Cómo vender su casa)
  • 521: Moving expenses (Gastos de mudanza)

Según sean sus circunstancias, las líneas de crédito sobre el valor neto de la vivienda pueden ser un excelente recurso financiero.

Ventajas potenciales del financiamiento sobre el valor neto de la vivienda

Con el financiamiento sobre el valor neto de la vivienda podría consolidar deudas con tasas de interés altas, hacer mejoras en su hogar, pagar costos de educación, financiar una compra importante como un automóvil nuevo, o incluso pagar sus impuestos.

Si los fondos se utilizan para mejoras importantes en el hogar, consulte a su asesor impositivo para determinar si el préstamo podría tratarse como un endeudamiento de adquisición, el cual podría calificar para una deducción de intereses.