Por qué necesita un plan de sucesión

Usted ha planificado sus ahorros y su estrategia para la jubilación por años. ¿Pero ha considerado qué sucede con sus ahorros después de su fallecimiento? ¿Y cómo manejarán usted y su familia sus necesidades de atención médica?

Un plan de sucesión es básicamente un plan para asegurarse de que sus deseos se lleven a cabo (en diferentes aspectos de su vida). Un plan de sucesión puede incluir un testamento, un poder notarial para atención médica, un poder notarial vitalicio, y un testamento en vida. También puede incluir un fideicomiso u otros documentos para sucesiones más complejas.

Los planes de sucesión no son solo para adultos mayores adinerados. Situaciones imprevistas pueden ocurrir a cualquier edad, por lo que es importante que todos los adultos estén preparados. Aquí incluimos cinco razones por las que todo el mundo debería considerar la posibilidad de crear un plan de sucesión.

  1. Desea tener el control. Incluso si tiene medios limitados, si algo le pasara, es probable que usted quiera ser quien tome las decisiones acerca de cómo se distribuirán sus bienes, en lugar de los tribunales.
  2. Quiere asegurarse de que sus activos se distribuyan según sus deseos. Asegúrese de revisar y actualizar sus designaciones de beneficiarios con regularidad y coordínelas con su testamento o fideicomiso. En el caso de cuentas para la jubilación, pensiones, u otras cuentas de seguros de vida, la designación de un beneficiario podría invalidar su testamento.
  3. No es experto en diferentes leyes estatales. Cada estado tiene diferentes leyes acerca de cómo sus activos pueden distribuirse, cómo se determina la tutela de menores, etc. Consultar a un abogado especialista en prácticas de planificación de sucesiones en su estado puede ayudarle a asegurarse de que usted y su familia comprendan las normas y creen un plan acorde.
  4. Desea designar a alguien que tome decisiones médicas por usted, si fuera necesario. Su plan de sucesión podría incluir un poder notarial para atención médica (HPOA, por sus siglas en inglés) o testamento en vida. Un HPOA le ayudará a identificar a alguien que pueda tomar decisiones médicas por usted en caso de que usted no pueda hacerlo. El testamento en vida o "instrucciones médicas anticipadas" puede ayudarle a especificar sus preferencias si sufre de una enfermedad terminal, lesiones graves o tiene cualquier otro tipo de incapacidad.
  5. Tiene hijos menores de edad o con necesidades especiales. Si no cuenta con un plan para cuidar a sus hijos menores de edad o con discapacidades, un tribunal podría tomar estas decisiones por usted. Un niño con necesidades especiales también podría correr el riesgo de perder los beneficios de Medicaid o del programa de Seguridad de ingreso suplementario (SSI, por sus siglas en inglés) si no hay un plan, como un fideicomiso para necesidades especiales, que trate específicamente situaciones de esta índole.

Aunque tener que pensar en cómo quiere que se manejen las cosas cuando ya haya fallecido podría ser incómodo, es fundamental para crear un plan. Una vez que tenga su plan de sucesión, podría sentirse aliviado al saber que sus deseos se llevarán a cabo. Algunas personas consultan a un abogado para crear un plan de sucesión, mientras que otras utilizan herramientas y los recursos por Internet. Use el método que mejor se adapte a sus necesidades.

Qué incluye un plan de sucesión

Un plan de sucesión puede ayudarle a pensar bien en sus metas y deseos, así como los pasos a seguir para cuidar de sus seres queridos y proteger lo que ha ahorrado. Por ejemplo, un plan de sucesión podría incluir:

  • Un testamento, que determina cómo se distribuirán sus bienes entre sus seres queridos en caso de que se produzca su fallecimiento (recuerde designar a los beneficiarios de las cuentas que tienen prioridad sobre un testamento, como las cuentas para la jubilación).
  • Un poder notarial vitalicio, que le permite nombrar a alguien para tomar decisiones financieras y legales por usted si ya no fuera capaz de hacerlo.
  • Un testamento en vida, que le permite entregar instrucciones específicas sobre tratamientos médicos en el caso de que sufriera de una enfermedad terminal o accidente.
  • Instrucciones médicas anticipadas, donde se establece quién está autorizado a tomar decisiones médicas por usted en caso de que usted no pueda comunicar lo que desea.
Los productos de inversión y de seguros:
  • No están asegurados por la FDIC ni por ninguna agencia del gobierno federal
  • No son depósitos ni otras obligaciones del Banco ni de sus filiales, ni están garantizados por ellos
  • Están sujetos a los riesgos de las inversiones, lo que incluye la posible pérdida del monto del capital invertido