You navigated to a page that's not available in English at this time. Please select the link if you'd like to view other content in English.

Home

Por qué los estudiantes universitarios y los adultos jóvenes son objetivos de estafas

Scams targeting young adults Para muchos adolescentes y veinteañeros, el inicio de la vida universitaria o de un nuevo trabajo significa un nuevo comienzo. Lamentablemente, mientras los adultos jóvenes pasan a este nuevo capítulo, a menudo son presa de estafas. Ya sea que esté alquilando un apartamento, solicitando una beca, o contestando un cuestionario en las redes sociales, siga estas sugerencias para perfeccionar sus conocimientos y manténgase protegido informándose sobre estas estafas comunes.

Estafa No. 1: estafas vinculadas a alquileres

Como adulto joven, usted tiende a mudarse con frecuencia, ya sea a la residencia estudiantil de la universidad o a su primer apartamento. Sin embargo, estas mudanzas pueden ir acompañadas de la posibilidad de una estafa.

En una situación común, los estafadores publican anuncios de alquileres falsos en sitios gratuitos. El anuncio puede parecerse a otros anuncios similares, e incluso incluir fotorgrafías y descripciones de la propiedad. Una vez que usted muestra interés, se lo presiona a que haga un depósito de inmediato, a menudo mediante un giro electrónico. Una vez enviado el dinero, el estafador y su depósito desaparecen.

Para evitar estafas vinculadas a alquileres:

  • Evite propiedades donde deba actuar de inmediato. Si no puede reunirse en persona, ver el apartamento, o firmar un contrato de arrendamiento antes de pagar, siga buscando.
  • No envíe un depósito a través de un giro electrónico, ya que estos son una forma inmediata de pago. Una vez que el estafador recibe los fondos no se puede revertir el giro electrónico.
  • No se fíe de comunicaciones mal escritas o anuncios con errores ortográficos o escritos en un lenguaje poco claro o con un formato poco usual.

Utilice la Better Business Bureau para averiguar sobre compañías administradoras de propiedades respetables.

Estafa No. 2: estafas vinculadas a becas

Los estafadores apuntan a los estudiantes universitarios y les ofrecen becas, subvenciones y otros tipos de paquetes de asistencia financiera. También podrían realizar seminarios y, a continuación, solicitar el pago inmediato para así recibir la supuesta asistencia financiera.

Este tipo de estafa podría incluir una "garantía de devolución del dinero", pero los términos y condiciones del paquete hacen que sea casi imposible recibir un reembolso. Otros no le entregan nada por el pago. Los estafadores podrían solicitar información de la cuenta de cheques, afirmando que con ello se confirmará su elegibilidad, y, a continuación, debitar dinero secretamente de la cuenta. Algunos también solicitan su permiso para cobrar un cargo recurrente, pero incluso si usted cancela el servicio, estos cargos continúan.

Para evitar estafas vinculadas a las becas:

Estafa No. 3: estafas de robo de identidad

De acuerdo con la Comisión Federal de Comercio, un 19% de los adolescentes y veinteañeros presentó denuncias por robo de identidad en 2015. Los adultos jóvenes también son activos en las redes sociales y tienden a compartir información personal, a menudo en sitios web de terceros o a través de cuestionarios que podrían obtener y usar esta información para robar su identidad. Además, los números del Seguro Social de los estudiantes universitarios y otra información de identificación personal se podrían ver en las transcripciones de la universidad, formularios de inscripción y tarjetas de identificación de los estudiantes, que podrían terminar en las manos equivocadas.

Para evitar estafas de robo de identidad:

  • Recuerde que los buzones de correo de la escuela no son siempre seguros; por lo tanto, solicite que se le envíe correspondencia confidencial a una dirección permanente, como por ejemplo el domicilio de sus padres o una casilla postal.
  • No preste su tarjeta de crédito o de débito a nadie, incluso a un compañero de cuarto o a un amigo cercano.
  • Guarde su tarjeta del Seguro Social, sus documentos financieros y sus tarjetas de crédito que no utilice en un lugar seguro.
  • Destruya las ofertas de tarjetas de crédito no deseadas y otros documentos en papel con información confidencial antes de desecharlos.
  • Considere opciones por vía electrónica para estados de cuenta financieros.
  • Revise su informe de crédito por lo menos una vez al año y fíjese que no haya cuentas que se hayan abierto en su nombre sin su autorización. Podrá obtener un informe de crédito gratis una vez al año de las tres principales agencias de información crediticia en www.annualcreditreport.com (en inglés).

Si cree que la información de su cuenta de Wells Fargo se ha visto comprometida, comuníquese con Wells Fargo de inmediato.

Obtenga más información sobre estafas comunes y los pasos que usted puede seguir para evitarlas en nuestro Centro de Información sobre Fraude.