You navigated to a page that's not available in English at this time. Please select the link if you'd like to view other content in English.

Home

Préstamos responsables: lo que significa en Wells Fargo

Préstamos para productos inmobiliarios residenciales en EE. UU. 

Por ser el principal prestamista inmobiliario residencial de los Estados Unidos, en Wells Fargo sabemos que nuestros clientes tienen grandes expectativas en torno a nosotros. Sabemos que esperan más que un simple financiamiento. Esperan recibir asistencia y un servicio respetuoso, confiable y bien informado; y lo que es más importante, esperan que nuestras prácticas de préstamo sean justas y responsables.

Como el líder de la industria, queremos dar el ejemplo. Por eso, establecimos definimos un conjunto de Principios de préstamo justo y responsable que abarcan todo nuestro proceso de préstamos inmobiliarios residenciales, desde el desarrollo de productos hasta nuestras prácticas posteriores al cierre. Estos principios respaldan la visión de Wells Fargo que consiste en satisfacer las necesidades financieras de todos nuestros clientes y ayudarles a alcanzar el éxito financiero.

Seguimos en forma sistemática prácticas empresariales que creemos que benefician los intereses de nuestros clientes a largo plazo. No toleramos préstamos abusivos, engañosos o fraudulentos. Esperamos un comportamiento responsable por parte de los miembros de nuestro equipo, y evaluamos y medimos su rendimiento basándonos en estas metas. Como resultado, tanto los clientes como otras fuentes de recomendaciones nos han recompensado a través del tiempo siendo nuestros clientes, un resultado del que estamos muy orgullosos.

Nuestros principios 

Son tres los principios fundamentales que actúan como una guía práctica para nuestras prácticas y nuestros equipos. Estos principios, tanto para los préstamos como para las líneas de crédito, son simples, claros y orientados al consumidor, y representan una brújula que nos guía cada día.

Principio n.º 1. El cliente debe ser capaz de pagar el préstamo de acuerdo con sus términos y condiciones y las circunstancias financieras del cliente. 

Parece sencillo, pero no lo es. Seguimos prácticas específicas para asegurarnos de que evaluamos la capacidad de pago del cliente, por el bien del cliente, de nuestros accionistas y en nombre de nuestros inversionistas.

Para nuestros canales directos e indirectos:

  • No otorgamos crédito basándonos únicamente en el valor de la propiedad.
  • Seguimos prácticas de evaluación sólidas, asegurándonos de que existe la documentación completa y una lógica firme para respaldar la calificación para el financiamiento del cliente. 

Principio n.º 2. La transacción de préstamo debe proporcionar un beneficio al cliente. 

Una vez más, parece simple, pero es una expectativa razonable e inteligente en nombre del cliente. Buscamos un beneficio demostrable para el cliente, como por ejemplo:

  • Ayudar al cliente a refinanciar un producto con una tasa de interés variable a otro con una tasa de interés fija.
  • Comprar una vivienda. 
  • Ayudarle a refinanciar un préstamo a una tasa de interés más baja, un plazo de pago más corto o un pago mensual menor, cuando el beneficio de los ahorros compensa el costo del refinanciamiento. 

Principio n.º 3. Apoyar la meta del cliente de tomar decisiones informadas.

La situación de cada cliente es única; no hay dos personas cuyas esperanzas, sueños, deseos o desafíos sean iguales. Y para la mayoría de las personas, un préstamo hipotecario es una de las mayores transacciones financieras que harán en su vida. Por lo tanto, es importante que hagamos lo posible por ofrecerles el apoyo para tomar una decisión informada. Específicamente:

  • Estamos conscientes de que atendemos una población diversa de clientes con diferentes necesidades y circunstancias, y, por lo tanto, ofrecemos productos con una amplia gama de opciones de plazos y características para satisfacer esas necesidades. 
  • Proporcionamos acceso a recursos, herramientas y educación para ayudar a los clientes a tomar decisiones informadas. 
  • Ofrecemos líneas de crédito y préstamos hipotecarios a precios competitivos.
  • Proporcionamos a los clientes información completa, exacta y fácil de entender acerca de los términos, condiciones y costos involucrados en la transacción. 

En resumen, estos tres principios simples, impulsados por el sentido común, buenas prácticas empresariales y el apoyo a las necesidades del cliente, nos guían todos los días.

  1. El cliente debe tener la capacidad de pagar el préstamo de acuerdo con sus términos y condiciones y las circunstancias financieras del cliente. 
  2. La transacción de préstamo debe proporcionar beneficio al cliente. 
  3. Apoyar la meta del cliente de tomar decisiones informadas.

Pero nuestra obligación no termina cuando se cierra el préstamo. Después del cierre, administramos la mayoría de los préstamos que emitimos junto con aquellos emitidos por otros prestamistas y nuestros canales indirectos. Más allá de cada uno de estos préstamos, valoramos las relaciones con el cliente y esperamos trabajar junto con el cliente en el futuro.

Es por eso que ampliamos nuestro compromiso para incluir un servicio responsable para con el cliente a través de nuestros Principios de servicio responsable.