Muchas personas sólo adquieren un seguro cuando es obligatorio, como cuando compran una nueva vivienda o un automóvil. Pagar un seguro ahora —incluso si su estado o su prestamista no lo exigen— puede constituir una importante protección si ocurren eventos inesperados. Aquí se presentan algunas situaciones en las que el seguro podría protegerle de una pérdida financiera:

Una enfermedad inesperada

Incluso si su salud es buena, una enfermedad o lesión imprevistas podrían obligarle a pagar de su bolsillo si no tiene seguro médico. Si bien usted puede ahorrar dinero todas las semanas optando por excluirse de un plan de seguro médico individual o del empleador, los costos de no tener seguro podrían ser mucho mayores a largo plazo. Si no tiene seguro y de manera imprevista requiere cirugía u otra atención de emergencia, su gasto será por el monto total de los servicios, lo cual podría sumar miles de dólares. Sin embargo, si tiene seguro, los gastos a su cargo probablemente serán mucho más bajos.

Un robo en la vivienda

Los propietarios de vivienda y los arrendatarios enfrentan el riesgo de que su propiedad resulte dañada por un incendio o una tormenta, o que sufra un robo. Si experimenta un desastre natural o un robo, deberá pagar para reemplazar todas sus pertenencias si no tiene seguro. Quizás crea que sus pertenencias no justifican el valor de las primas de seguro, pero sólo reemplazar los artículos electrónicos podría costarle miles de dólares, dependiendo de los productos que tenga. No obstante, si tiene seguro, su cobertura puede ayudarle a reemplazar estos artículos.

La pérdida de un ser querido

Puede ser difícil pensar en ello, pero estar preparado para la pérdida de un integrante que genera ingresos es la mejor manera de proteger a su familia. Una póliza de seguro de vida puede ayudarle a cubrir los gastos de mantenimiento de su familia tales como su préstamo hipotecario, las cuentas de la unidad familiar, los gastos de cuidado infantil, la matrícula, y gastos finales tales como los costos de un funeral y los impuestos.

El beneficio real del seguro es reducir el riesgo financiero y darle el apoyo que necesita cuando ocurre un evento inesperado. El seguro le permite preocuparse menos por situaciones hipotéticas y concentrarse en lo que realmente importa.

Fortalézcase con conocimientos financieros

Estamos comprometidos con su éxito financiero. Aquí encontrará una amplia variedad de información de utilidad, herramientas interactivas, estrategias prácticas y mucho más, todo ello creado para ayudarle a aumentar sus conocimientos financieros y alcanzar sus metas financieras.

My Financial Guide (Mi Guía Financiera)

Productos a tener en cuenta (sólo en inglés)