Cuando sus hijos se marchan a la universidad, usted podría preocuparse por mucho más que sus calificaciones. Para poder crear una red de seguridad durante esta etapa de transición, es una buena idea revisar sus pólizas de seguro y asegurarse de que sus hijos estén protegidos, incluso si no están viviendo en su hogar. Responder a estas preguntas sobre la situación de su familia puede ayudarle a evaluar qué tipo de cobertura podría necesitar su hijo estudiante:


¿Cuándo y dónde conducirá su hijo?

La mayoría de los conductores adolescentes están incluidos en la póliza de seguro de automóviles de sus padres, lo cual está bien mientras el menor vive en el hogar. Sin embargo, si su hijo lleva un automóvil a la universidad, debe informar a su compañía aseguradora. Depende de dónde asista a la universidad, es posible que tenga que hacer cambios para cumplir con los requisitos de cobertura mínima para ese estado, lo que puede influir en sus primas. Si su hijo estudiante no lleva un automóvil a la universidad, sería conveniente mantenerle en su póliza, para que pueda conducir durante los recesos universitarios. Pero quizás convenga llamar a su agente para consultar si su situación de vivienda califica para que usted obtenga un descuento.


¿Qué se llevará al irse?

Si su hijo vive en una residencia estudiantil, su seguro para propietarios de vivienda o arrendatarios podría extenderse para cubrir las pertenencias de su hijo. La mayoría de las pólizas limitan la cobertura de un estudiante al 10% de la cobertura de los padres. En otras palabras, si su póliza para propietarios de vivienda tiene un límite de bienes personales de $300,000, las pertenencias de su hijo estarán cubiertas hasta $30,000, después del deducible. El tema de la cobertura es más complicado si su hijo vive fuera del campus o si tiene equipos electrónicos muy costosos, de acuerdo con el Instituto de Información del Seguro. Como alternativa, quizás deba ayudarle a adquirir un seguro para arrendatarios, porque esto ayudará a evitar que sus primas aumenten como resultado de un reclamo de su hijo. Analice la posibilidad de hablar con un representante del seguro para entender mejor la cobertura disponible específica para la situación de vivienda de su hijo.


¿Qué hará si se enferma?

Si su hijo es elegible para obtener cobertura en su plan de seguro médico, quizás no sea necesario agregar un seguro médico para estudiantes adicional en la universidad. Todo plan que ofrezca cobertura para dependientes debe facilitarla hasta que el dependiente cumpla 26 años, de acuerdo con la Patient Protection and Affordable Care Act (Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible), lo que incluye a los estudiantes que van a la universidad. Si su hijo no está cubierto por su plan o si usted no tiene seguro médico, una póliza de seguro médico para estudiantes es una alternativa de bajo costo para la atención médica. Estos planes se venden a través de compañías aseguradoras que tienen contratos con las universidades. Hable con la administración de la universidad para consultar si tiene opciones de seguro y qué tipos de cobertura proporcionan.


Para algunas familias, su hijo estudiante también podría calificar para Medicaid mientras está en la universidad. Para averiguarlo, consulte al departamento de seguros de su estado.


Aunque la preparación para enviar a un hijo a la universidad demanda mucho tiempo a toda la familia, es importante revisar sus pólizas de seguro para asegurarse de que sus hijos estarán protegidos cuando se embarquen en la siguiente etapa de sus vidas.

Fortalézcase con conocimientos financieros

Estamos comprometidos con su éxito financiero. Aquí encontrará una amplia variedad de información de utilidad, herramientas interactivas, estrategias prácticas y mucho más, todo ello creado para ayudarle a aumentar sus conocimientos financieros y alcanzar sus metas financieras.

My Financial Guide (Mi Guía Financiera)