Su educación universitaria puede ser uno de los gastos más grandes de su vida, así como una de las experiencias que ofrece más recompensas. Después de evaluar cuánto pueden contribuir usted y su familia, podría determinar qué fondos adicionales se necesitan. Considere las siguientes opciones para poder reducir la carga financiera de obtener su título universitario:

Solicite becas y subvenciones

Obtener becas o subvenciones para la universidad es una excelente opción para los estudiantes que se preparan para la universidad, porque no es necesario reintegrarlas después de que se gradúe. Estos recursos son populares entre los estudiantes y el 88 por ciento de los estudiantes de primer año en universidades privadas obtuvieron becas o subvenciones en 2011. El gobierno, su universidad o una organización local pueden ofrecerle una beca, mientras que sólo el gobierno puede determinar su elegibilidad para obtener subvenciones para la universidad basándose en su Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés). Deberá completar un formulario de FAFSA si piensa solicitar subvenciones, préstamos federales para estudiantes o un programa federal de estudio combinado con trabajo.

Solicite préstamos

Muchos estudiantes utilizan préstamos para poder financiar su educación. Esta puede ser una buena manera de obtener los fondos que necesita, pero asegúrese de entender qué es lo que está firmando. Existen principalmente dos tipos de préstamos: aquellos otorgados por el Gobierno Federal y aquellos otorgados por prestamistas privados, como bancos y otras instituciones financieras. Hay varios tipos de préstamos del gobierno que se diferencian en función de quién califica, qué cubren y cómo cobran intereses.

  • Los préstamos federales subsidiados se adjudican sobre la base de la necesidad financiera, y a los beneficiarios no se les cobran intereses hasta que el préstamo deba pagarse. El gobierno subsidia los intereses sobre el préstamo mientras el estudiante está en la universidad y durante la mayoría de los diferimientos. Los préstamos federales no subsidiados comienzan a acumular intereses apenas se desembolsan los fondos. Los prestatarios deberán pagar todos los intereses acumulados. Por lo general, los préstamos federales no se adjudican teniendo en cuenta el crédito del prestatario.
  • Los préstamos privados difieren según la institución financiera que otorga el préstamo. La mayoría de las veces los préstamos privados tienen en cuenta la solvencia del prestatario. Las tasas son diferentes que en los préstamos federales; por eso, debería investigar. Por lo general se requiere un cofirmante, que tiene la misma responsabilidad por el préstamo privado y puede ayudarle a calificar para una tasa de interés más baja.

Durante el año académico 2011-2012, el 34 por ciento de los estudiantes de 18 a 24 años obtuvieron préstamos federales para estudiantes para pagar la universidad, mientras que el 10 por ciento obtuvo préstamos privados para estudiantes. Al solicitar préstamos, recuerde:

  • Revisar las tasas de interés, las condiciones y los plazos de pago de su préstamo
  • Sólo solicite la cantidad de dinero que necesita
  • Cree un plan para contribuir a pagar sus préstamos lo antes posible, incluso pagando intereses mientras está en la universidad, de ser posible.

Considere un programa de estudio combinado con trabajo

Si está interesado en trabajar a tiempo parcial durante la universidad, quizás sea conveniente considerar un programa de estudio combinado con trabajo. Los programas de estudio combinado con trabajo federales (FWS, por sus siglas en inglés) le permiten ganar dinero en un puesto de servicio comunitario o un trabajo relacionado con su campo de estudio, y los fondos se destinan a sus costos de educación. Los empleos de programas de estudio combinado con trabajo por lo general requieren que trabaje entre 12 y 20 horas por semana; el pago comienza con el salario mínimo y algunos puestos ganan montos más altos.

Para poder determinar sus necesidades de financiamiento, considere la posibilidad de utilizar una calculadora por Internet para evaluar su situación. La universidad es costosa, pero entender sus opciones con anticipación puede ayudarle a pagar su educación.

Fortalézcase con conocimientos financieros

Estamos comprometidos con su éxito financiero. Aquí encontrará una amplia variedad de información de utilidad, herramientas interactivas, estrategias prácticas y mucho más, todo ello creado para ayudarle a aumentar sus conocimientos financieros y alcanzar sus metas financieras.

My Financial Guide (Mi Guía Financiera)