El impacto financiero de una pandemia mundial, como la COVID-19, es muy amplio. Si bien todos tomamos las medidas necesarias para priorizar nuestra salud y seguridad, usted también podría tomar medidas para proteger sus finanzas.

A medida que los bancos y otros servicios reducen el acceso en persona y el horario de atención, es posible que deba adoptar un nuevo enfoque para el manejo de sus finanzas durante este tiempo de incertidumbre. He aquí algunas medidas que podrían ayudarle a ajustarse a esta situación:

1) Aproveche al máximo la banca por Internet

Al administrar las finanzas por Internet o por la banca móvil, puede consultar fácilmente los saldos de su cuenta, pagar cuentas, hacer transferencias y satisfacer muchas de sus necesidades bancarias diarias. Las herramientas por Internet también pueden ayudarle a controlar sus hábitos de gastos, y a enviar y recibir dinero. El uso de estas herramientas puede ayudarle a determinar en qué situación se encuentra y a planificar para el futuro, todo desde la seguridad de su hogar.

2) Revise su presupuesto y sus ahorros

Considere ajustar su presupuesto para asegurarse de contar con los fondos suficientes para cubrir gastos imprescindibles. Si percibe menos ingresos, priorice sus gastos y elimine aquellos que sean innecesarios. Crear un presupuesto y ajustarse a él es una buena estrategia en cualquier momento, pero en especial cuando sus finanzas han recibido un golpe inesperado.

Si recibe un reembolso de impuestos u otros ingresos inesperados, considere la posibilidad de destinar una parte para aumentar sus ahorros o cree un fondo de emergencia para futuras situaciones inesperadas.

3) Haga sus pagos con puntualidad

Durante tiempos difíciles, piense en el largo plazo en lo que respecta a su crédito. Aunque podría ser difícil, trate de hacer al menos los pagos mínimos de su deuda antes de la fecha de vencimiento. Un atraso de 30 días o más puede permanecer en su informe de crédito por hasta siete años, y el 35 por ciento de su puntuación de crédito está basada en el historial de pagos. Por lo tanto, si bien tener un saldo mayor en su tarjeta de crédito también puede reducir su puntuación de crédito, ese impacto podría ser más fácil de resolver con el tiempo que un pago omitido.

Muchos bancos le permiten acceder a su puntuación de crédito por Internet; aproveche esta característica y monitoree su puntuación durante este tiempo.

4) Use el crédito de forma inteligente

Si usted necesita mantener un saldo remanente o pedir prestado más dinero, haga una lista de sus fuentes de crédito actuales, incluidos saldos actuales, límites de crédito y tasas porcentuales anuales (APR, por sus siglas en inglés). Tenga en cuenta la fecha de finalización de cualquier oferta introductoria de cero por ciento de interés.

Evite utilizar al máximo el crédito de una tarjeta. Si es necesario, distribuya los gastos entre varias tarjetas. Use primero las líneas de crédito con las tasas APR más bajas para minimizar el interés que deberá pagar.

No se confíe de los préstamos de día de pago o sobre el título de su vehículo. Las ofertas de acceso rápido a efectivo pueden ser tentadoras, pero a menudo se convierten en una espiral de deudas. Además, tomar un préstamo garantizado con el título de su automóvil podría poner en riesgo su medio de transporte. Explore alternativas como la venta de artículos que no necesite o pedir prestado a familiares y amigos.

5) Comuníquese con prestamistas y proveedores de servicios

Si está teniendo dificultades económicas, comuníquese con sus prestamistas y emisores de tarjeta de crédito. Las instituciones financieras podrían contar con opciones en caso de dificultades que le permitan diferir o reducir los pagos sin afectar su crédito. Los clientes de préstamos hipotecarios de Wells Fargo que experimenten dificultades debido a la COVID-19 pueden encontrar más información en Internet con respecto a los programas de asistencia especial para Préstamos Hipotecarios de Wells Fargo Home Mortgage disponibles.

Es posible que también califique para obtener ayuda con otras cuentas. Consulte los sitios Web de sus proveedores de servicio. Muchas compañías proveedoras de servicio eléctrico, telefónico y de Internet podrían suspender las desconexiones durante este tiempo. Consulte la amplia gama de recursos en 211.org (en inglés) o llame al 211 para que lo conecten.

6) Protéjase del fraude

La Comisión Federal de Comercio y otros organismos han advertido a los consumidores que tengan cuidado con los estafadores (en inglés) que se aprovechan de la crisis. Sospeche de mensajes que digan ser de acreedores, empleadores o instituciones benéficas. No responda a correos electrónicos o llamadas telefónicas directamente, y solo comuníquese a los números o direcciones de correo electrónico que sepa que sean legítimos, como la información de contacto que aparece en el sitio Web de un acreedor o institución benéfica.

La pandemia del coronavirus está cambiando la manera en la que llevamos a cabo tareas diarias, entre ellas cómo administramos nuestra situación financiera. Si necesita información general sobre la situación del coronavirus, vaya directamente a sitios confiables, como el de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Para obtener más información sobre cómo Wells Fargo está ayudando a sus clientes, visite wellsfargo.com/coronavirus.

Fortalézcase con conocimientos financieros

Estamos comprometidos a ayudarle con su éxito financiero. Aquí encontrará una amplia variedad de información de utilidad, herramientas interactivas, estrategias prácticas y mucho más, todo ello creado para ayudarle a aumentar sus conocimientos financieros y alcanzar sus metas financieras.

Mi Guía Financiera